Masivo

Bienvenida, Themyscira

Miguel Ruiz Effio
Escrito por Miguel Ruiz Effio
image_pdfimage_print

Ni la Viuda Negra ni la Bruja Escarlata, por el lado de Marvel, nos habían mostrado el grado de poder superheroico y autonomía que muestra Gal Gadot en Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017). Es la primera vez —y la experiencia sorprende— que la acción y la fuerza se concentra en un personaje femenino con esta intensidad (la Capitana Marvel, interpretada por Brie Larson, llegará recién en 2019), sin dejar de reconocer el protagonismo de precursoras como Lara Croft (Angelina Jolie), Alice (Milla Jovovich, en la saga Resident Evil) y Lucy (Scarlett Johansson).
Sí, teníamos el olvidable antecedente de Supergirl (Jeannot Szwarc, 1984), pero la nueva película del personaje emblemático de DC Comics supera con creces los escasos antecedentes de personajes femeninos en el género.

Tráiler de Wonder Woman:

Primero fue la televisión

Aunque limitada por la tecnología, la serie de televisión de los años setenta nos permitió apreciar por primera vez a la Mujer Maravilla, encarnada por Lynda Carter, desplegando su fuerza, velocidad y agilidad sobrehumanas. El escaso desarrollo de los efectos especiales —considerando lo que la naturaleza del personaje requiere— obligaba a que la heroína se enfrentase a villanos de poca monta. No olvidemos que la Mujer Maravilla, en los cómics, tiene la misma capacidad física del todopoderoso Supermán. Aun así, hasta antes del estreno de Batman v Superman: Dawn of Justice (Zack Snyder, 2016), era difícil imaginar a alguien distinta a Lynda Carter en el papel de la princesa de las Amazonas, lo que causó que muchos de los proyectos recientes para llevar al personaje a las pantallas fracasaran por la imposibilidad de hacer olvidar a Carter.

Wonder Woman, créditos de todas sus temporadas:

Wonder Woman, la serie:

 

Por el lado de mujeres protagonistas en el género, también ha sido en la televisión donde se dieron los primeros pasos para empoderar a las superheroínas. El producto más exitoso hasta el momento es Supergirl, de la cadena CBS, protagonizada por Melissa Benoist y que tiene asegurada su tercera temporada. Un año antes, la cadena ABC había lanzado Marvel: Agentes de Shield, donde el personaje de Melinda May (Ming-Na) fue protagónico desde el capítulo piloto y es una de las más duras peleadoras de la agencia de espías, acompañada por Quake (Chloe Bennet) y Mockingbird (Adrianne Palicki), entre otras heroínas de los cómics. Y como sucede con la mayoría de sus productos, Netflix creó un excelente argumento para Jessica Jones (Krysten Ritter) que explora en la sexualidad, el machismo y el chantaje emocional alrededor de su protagonista.
Volviendo a DC y la cadena de televisión The CW Network, Arrow ha incluido papeles secundarios para Canario Negro (Katie Cassidy) y The Flash ha mostrado a Trajectory (Eliza Harmon), Jesse Quick (Violett Beane) y Hawkgirl (Ciara Renée) en su reparto.

Por fin en la pantalla grande

La otra novedad es que por primera vez una mujer incursiona en la dirección de un filme del género superheroico. No nos debieron hacer esperar tanto, pero lamentablemente es así.
La dirección de Patty Jenkins se nota en la manera como la cámara sigue a la Mujer Maravilla de Gal Gadot: si bien se muestra la belleza de la actriz, la mirada está mucho más preocupada en mostrar las capacidades de Diana, tanto físicas como interiores. La amazona posee fortaleza, velocidad y reflejos sobrehumanos, pero además es idealista, honesta y compasiva, y posee fe en la humanidad. Jenkins sigue las convenciones del género y relata la ruta de aprendizaje de Diana, una mujer de gran poder que arriba a un mundo dominado por varones. La directora usa uno de los recursos más concurridos del género, la cámara ralentizada, pero esta vez no deja de parecer necesario para mostrar los movimientos y la agilidad de una mujer de fuerza sobrehumana a quien por primera vez vemos en pantalla en todo su esplendor. La escena en las trincheras belgas es ejemplar sobre esta idea: protegida por sus brazaletes y su escudo, la Mujer Maravilla hace su primera aparición frente al mundo en una guerra protagonizada por varones. Y los aplasta.

 

Adelantos de Wonder Woman:

Una gran diferencia con la serie televisiva es que el enemigo que debe enfrentar la Mujer Maravilla es Ares, el dios de la guerra, un villano a la altura de la princesa de las amazonas, puesto que Diana de Themyscira es hija de Hipólita, reina de las amazonas, y del mismísimo Zeus. Y aunque Ares y sus motivaciones no se desarrollan con la solidez que quisiéramos, se agradece el tratamiento equitativo que se le ha brindado al personaje.
Es una lástima que en la secuencia final se recargue el uso del retoque digital, como para recordarnos las convenciones del género (DC gusta de presentar escenarios que parecen sacados de los videojuegos) y que Zack Snyder es parte del equipo de producción.
Bienvenida, Diana de Themyscira. Que vengan las secuelas.

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Miguel Ruiz Effio

Miguel Ruiz Effio

Escritor. Estudió Administración en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Finalista de la XII, XV y XVII bienales de Cuento Premio Copé 2002, ha ganado el Concurso de Narrativa Ten en Cuento a La Victoria (2008) y el Premio de Cuento José Watanabe Varas 2010 de la APJ. Es autor de los libros de cuentos La habitación del suicida, Un nombre distinto, Y si el olvido un día nos y La carne en el asador. Relatos suyos han sido incluidos en las compilaciones Disidentes: Muestra de la nueva narrativa peruana (Revuelta Editores, 2007), Disidentes 2 (Altazor, 2012) y El cuento peruano 2001-2010 (Copé, 2013). Es director de Campo Letrado, revista de artes.

Deja un comentario