Mística

El Destino

image_pdfimage_print

¿Realmente existe el Destino?, ¿Lo podemos cambiar?, ¿Seguimos alguna pauta cósmica o designio divino? o ¿Quizás toda acción tiene una reacción como dirían los más sensatos científicos? Mucho se ha hablado de esto durante generaciones y nunca se ha llegado a una respuesta certera. Quizás es este uno de los temas que no tienen respuesta y hasta hoy ha sido punto de análisis y estudio de diversas culturas y religiones.

En esa búsqueda constante de lo que significa el Destino y de lo que esperamos para nosotros hemos contemplado hasta a las estrellas y han nacido desde épocas remotas los oráculos. Medios que nos dan pautas para que nuestro paso por este mundo sea más armónico y equilibrado con el Cosmos y nuestra misión en esta vida. Y no sólo eso además hoy en día se considera un arte, un estilo de vida, una disciplina a los diferentes oráculos existentes que además de guiarnos también predicen o vaticinan situaciones futuras en nuestro camino o Tao como dijera Confucio, que muchas veces se cumplen y nos asombran. “Mi destino es el que yo elijo para mi…” canta Alaska y Dinarama en uno de sus hits, ¿será que tenemos el poder de cambiar las cosas a nuestro antojo para aprovechar todos los beneficios que el universo nos tiene? Y si es así por qué no lo hacemos, quizás aún no sabemos usar esa varita mágica que supuestamente los Dioses nos han regalado para hacer nuestra existencia más placentera o como dijera Shakespeare “el destino baraja las cartas, pero nosotros jugamos”.

Se dice que también la casualidad y la causalidad son parte de el destino, pero cómo saber si es casual conocer inesperadamente a una persona que va a resultar la más importante de tu vida y que te la cruzaste en el lugar menos pensado y de la forma más increíble. ¿Es casual o hay alguna causa misteriosa que hace que dos seres se encuentren mágicamente en este plano? O si pasara que justo te proponen dos trabajos al mismo tiempo, ¿cuál será el correcto a elegir, el que mejor pagan o el que más llena tu espíritu? Ahí también existiría lo que comúnmente llamamos “el libre albedrío” donde cada uno de nosotros nos dejamos llevar por nuestra propias elecciones, por nuestra historia y experiencias, por nuestro guía interior y hasta a veces nuestra genética también elige de modo imperceptible los cambios a iniciar.

Por eso vivimos en un cambio constante y sólo nos queda con- ar. La suerte está echada.

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Giancarlo Luna Peralta

Giancarlo Luna Peralta

Lee el Tarot desde los 14 años, además de oráculos como Los ángeles y las Runas. Ha hecho el horóscopo de la Revista CARAS Perú (Televisa) por tres años. También en Cosas Hombre, la revista, he tenido una columna de Quiromancia por dos años. Ha colaborado en varias entrevistas de predicciones en CANAL N, Canal 2, Canal 4. De igual forma en Ecuador en la TV ha tenido a cargo el Segmento Esotérico y en WQ radio de Guayaquil también tenía el bloque esotérico de los Sábados.

2 Comentarios

Deja un comentario