Masivo

Hey Ho, Let’s Go!

“Bueno, creo que somos la mejor banda de rock and roll en el mundo.”
Joey Ramone (1951-2001)

image_pdfimage_print

A diferencia de Gardel, con los Ramones no funcionó ni creo que funcione jamás aquella frase de que cada vez cantan mejor. Quizás sea todo lo contrario, pero, precisamente en ello, en esa falta de virtuosismo, en esa anarquía sónica es donde quizás radique su encanto.

Y esta frase no es gratuita. Despectivamente alguna vez Joe Strummer (The Clash) dijo sobre ellos que eran aprendices de músicos. “No sabemos tocar, pero si esperas hasta que aprendas, serás demasiado viejo”, le refutó  Johnny Ramone. Las comparaciones Ramones – The Clash son al punk lo que las comparaciones Beatles – Rolling Stones al pop.

The Ramones (I ta D: Johnny, Joey, Dee Dee y Tommy Ramone) backstage en the Old Waldorf club Enero 1978 San Francisco, California. (Foto: Ed Perlstein/Redferns/Getty Images)

Legado

El legado de los Ramones y sus reconocimientos, la mayoría póstumos, nos cuentan  una versión más de las paradojas del mundo musical, y esta historia en particular sin duda es rara. Veamos. Si repasamos el cv Ramoniano, encontraremos que en el año 2002 fueron incluidos en el Rock & Roll Hall of Fame, lo cual no es poca cosa, y además que en el 2011 recibieron un Grammy honorífico (un Grammy es un Grammy aunque sea honorífico) en reconocimiento a su trayectoria. Sin embargo, y aquí explico por qué lo de la rareza, ninguno de los 14 álbumes de estudio que publicaron y ninguna de la 214 canciones que grabaron obtuvieron (ni por asomo) repercusión comercial (éxito le llaman algunos).

Y si los fríos números son una referencia, a las pruebas me remito: su disco mejor posicionado en los rankings norteamericanos fue el End of the Century, producido por Phil Spector, que llegó al nada envidiable puesto 44 de las listas, seguido del Rockett to Russia que llegó hasta el puesto 49. Diez de sus otros discos ni siquiera entraron entre los 100 mejores…y si a canciones nos referimos, la cosa no mejoró, es más, hasta daría vergüenza mencionarlo.

De las 214 canciones que como ya dijimos grabaron, 35 se convirtieron en singles pero solo 3 de ellos ingresaron a los rankings de las 100 mejores canciones, los otros 32 ni se asomaron por allí, de esos 3 singles (Sheena is a Punk Rocker, Rockaway Beach y el cover Do You Wanna Dance?) a los más alto que llegaron fue al puesto 66…quizás por eso Joey Ramone dijo alguna vez que “Muchas bandas prefieren grabar discos…nosotros nos divertimos más haciendo giras”.

Blitzkrieg Bop – The Ramones

Cuenta la historia que…

Alguna vez, medio obsesionados y medio deprimidos por la falta de repercusión comercial de su música, “No entiendo como nuestras canciones no son éxitos”, filosofó alguna vez un reflexivo Joey Ramone, decidieron contratar a un productor musical de renombre y el ya mencionado Phil Spector fue el elegido. ¿El resultado? Spector acabó una noche apuntándoles con una pistola a todos si se atrevían a salir de la sala de grabaciones sin haber grabado algo medianamente bueno.

Afortunadamente como ya he dicho antes en esta revista, los rankings nos deben importar medio pepino si la música nos gusta y si esta no es buena but I like it, para eso está el otro medio pepino. A mí me gustan los Ramones y con eso me basta. Siempre fueron auténticos, no se apartaron nunca de sus raíces ni de su estilo, siempre desenfadados, conchudos, siempre tocaban fatal y parecía que lo hacían a propósito, pero que bien que la pasamos escuchándolos. Aunque solo uno de los 4 Ramones de su line up más célebre quedo vivo (Marky Ramone) larga vida a los Ramones!

 

I Wanna Be Sedated – The Ramones

Comentarios de Facebook

commentarios

Acerca del autor

Fernando Rodríguez Patrón

Fernando Rodríguez Patrón

Abogado PUCP. Experto en temas electorales, conductor del programa televisivo Reforma Electoral.
Post Grado en la Escuela Electoral y de la Democracia, Universidad de San Marcos, Maestría por la Universidad de Lima.
Catedrático universitario. Autor de numerosos artículos sobre temas electorales y de democracia.
Expositor nacional e internacional sobre aspectos electorales.

Deja un comentario